Principal Arriba

 
 

 

Principal
Arriba

                                                        
 

PRECAUCIONES MÁGICAS

En la utilización de la magia siempre hay que tener precauciones en muchos de sus aspectos para no ser dañados en el transcurso de su uso. A continuación están algunas de esas precauciones:


DESCARGAR EN LA TIERRA LA ENERGÍA EXCEDENTE:
Después de cualquier operación mágica, toda energía excedente debería descargarse en la Madre Tierra. ¡Siempre hay energía excedente! Por más que usted piense que ha irradiado bien la energía que ha generado, nunca puede liberarla toda. Piense que la emisión de energía es algo similar a cocinar. Por muy antiadherentes que sean sus cacerolas, siempre queda algo en ellas que hace necesario limpiarlas.
La energía mágica, si se deja abandonada a su suerte, finalmente morirá por no ser alimentada con reservas de energía nueva, pero entretanto puede ser muy perjudicial. Por haberlo vivido, estoy en condiciones de decirle que son situaciones que de ninguna manera querrá provocar. La energía mágica incontrolada puede hacerle sentir nerviosismo y desasosiego y quedar rondando su casa, dándole la sensación de estar acosado. También puede volverse contra usted si cae en algún rincón de su casa en el que las pautas de energía son negativas, por ejemplo donde ha habido una discusión, y entonces llegará a estar cargada negativamente y errará libremente por la vivienda, buscando un sitio para asentarse.
Afortunadamente, la solución es simple. ¡Basta con descargar la energía en la tierra! El modo más fácil y popular de descargar la energía en la tierra es colocar las manos planas sobre la tierra o el suelo mientras visualiza la energía excedente saliendo de usted. Esto sólo le robará treinta segundos de su tiempo y puede ahorrarle muchos líos a largo plazo.
También puede descargar la energía hacia la tierra a través de la planta de los pies, descalzo o con zapatos. Simplemente siga el mismo procedimiento que utilizaría para las manos. Igual que con las manos, coloque los pies planos sobre el suelo y visualice la energía excedente bajando hacia sus pies y saliendo de usted.
Recuerde que las operaciones mágicas tienen lugar en última instancia en la mente y puede descargar con éxito la energía hacia la tierra aun cuando esté en un avión a diez mil metros de altura sobre la superficie del planeta. Desde su posición sedente, lleve toda la energía excedente hacia sus chakras. Mentalmente atraiga un haz de energía purificadora desde encima de usted y permítale que entre en su chakra de la coronilla y se filtre a través de él hasta su centro de la raíz. Mientras desciende, véalo llevarse toda la energía excedente, dejando cada chakra limpio, abierto y sereno. Permita que el haz continúe saliendo a través del chakra de la raíz y que descargue en las profundidades de la tierra debajo de usted. Mantenga la visualización hasta que tenga la seguridad de haber expulsado toda la energía excedente.

MOMENTOS EN LOS QUE NO DEBERÍAN PRACTICARSE LAS HABILIDADES MÁGICAS:

Aun cuando he tratado de poner énfasis en el hecho de que, si se realiza de manera apropiada, la magia no consumirá sus reservas de energía hasta un nivel serio, ello requiere cierto esfuerzo, que a veces puede resultar agotador en sí mismo. Así como no saldría a correr un maratón si estuviese soportando una gran tensión o se sintiese enfermo, tampoco debería abusar de su organismo al que se han exigido ya mucho sometiéndolo a un esfuerzo mágico.
Es prudente evitar el trabajo mágico agotador cuando esté enfermo, cansado, furioso o bajo tensión extrema. Cuando esté enfermo o cansado no se hallará en condiciones de pensar y centrarse de manera apropiada, y los centros de energía de su cuerpo estarán fuera de equilibrio cuando trabajen para curarle. No es necesario que los fuerce innecesariamente con la práctica mágica. Cuando esté furioso no atraerá energía positiva, sino negativa, y no querrá contraer la costumbre de trabajar con energías negativas. Estas energías pueden parecer muy poderosas y llegar a ser adictivas, pero al final son contraproducentes para sus objetivos.
Las artes mágicas deberían enfocarse siempre desde una perspectiva holística, con el cuerpo y la mente equilibrados, y una actitud positiva de "no hacer daño a nadie". Sólo entonces la recompensa será un resultado que valga la pena.


 

 

Principal ] Arriba ]

Envíe un mensaje a wiccaytarot@wiccaytarot.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2005
Última modificación: 28 de julio de 2017