Principal Arriba

 
 

 

Principal
Arriba

 

                                                                   

 

El Caldero

 

                    El Caldero tiene una base mitológica en la tradición Celta, y otra en la creencia popular. El caldero

ha sido desde siempre asociado a las brujas como lugar donde se cocían las famosas pócimas. La

simbología lo toma tanto como una herramienta de transformación (los elementos entran en él en un

estado y salen en otro) como una imagen del vientre materno.

 

La mitología Celta nos habla de la Diosa Cerridwen, quien coció en su caldero la pócima de la

sabiduría durante un año y un día, curiosamente, el tiempo que debe servir uno como acólito antes

de ser iniciado plenamente. Existen numerosas menciones al caldero de las brujas, y entre las más

famosas podemos mencionar la escena de Macbeth, de Shakespeare, donde preparan una poción

mientras McBeth decide su futuro de traidor. Otra leyenda del Mabinogion nos habla de un caldero

que tenía la virtud de volver a la vida a los guerreros muertos en batalla.

 

El caldero del que hablamos aquí no tiene por qué ser uno enorme como acostumbramos ver en las

películas, pero sí debe reunir tres condiciones: debe ser de hierro, redondo y tener tres patas.

Todavía es posible encontrar pequeñas ollitas con éstas características, aunque ya no sean la norma

hoy en día. Durante los rituales, dependiendo del tamaño, podemos elegir ponerlo sobre el altar, o

sobre el piso, a nuestra izquierda.

 

Las utilidades que podemos darle varían. Como representante del Vientre Primordial, es obviamente

femenino, perteneciente al elemento agua. Sin embargo, al ser de material sólido, y al estar

firmemente aislado del piso por sus tres patas, podemos usarlo, por ejemplo, para todo ritual que

precise una pequeña fogata, o la quema de elementos (papel, velas), con toda seguridad. En todos

los casos en que precisemos simbolizar una transformación o renacimiento será muy útil. También,

lleno de agua puede simbolizar al elemento, aunque generalmente se utilice el cáliz. Otro de sus usos

rituales puede ser como lugar para descartar todo el material usado a lo largo del ritual, por ejemplo

fósforos o cenizas, para no dejarlos sobre el altar.

 

Debemos recordar con todas las herramientas, pero más con ésta en particular debido a sus

posibles usos, limpiarlo escrupulosamente luego de su uso ritual.

 

De ser necesario, puede reemplazarse con una pequeña vasija de metal si debemos quemar algo, o

con el cáliz si lo necesitamos simplemente para contener agua.

 

Principal ] Arriba ]

Envíe un mensaje a wiccaytarot@wiccaytarot.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2005
Última modificación: 28 de julio de 2017